Exposiciones

DeCierto delirio

Porque lo real en sí mismo no es separable de un cierto ideal de unificación o de totalización: lo real tiende a hacer Uno, es uno en su“verdad”. Desde que vemos dos en“uno”, desde que desdoblamos, lo imaginario aparece en persona, incluso si es en lo real que ejerce su acción.

G. Deleuze

 

La exposición colectiva se concibe como una reflexión a partir del concepto de Oasis y el Delirio como principio de interacción inventiva. Donde el espacio como territorio de la memoria, el tiempo como duración, el desierto como espejismo, el deseo como posibilidad y el paisaje como metáfora del olvido, son simbolizados en la práctica artística, mediante narrativas de alteración a la realidad.
Entre los misterios y trastornos de la mente humana, la psicosis se distingue por la capacidad de diseñar una renovación de la realidad como construcción delirante, de acuerdo con el psicoanálisis lacaniano, donde el inconsciente
se estructura como lenguaje, creando nuevos entornos en una lógica coherente y consecuente con su realidad alterada. En su capacidad para producir lo real como característica esencial de la psicosis, una mente puede alcanzar la realización del deseo sin importar la imposibilidad que esto represente para la razón, el anhelo, los miedos, la nostalgia, entre muchos otros momentos y emociones de posibilidades imaginables. De ahí que la imaginación cumpla con las expectativas de realización, donde cada imagen y sensación propician una nueva oportunidad de experimentar y pensar la realidad recreada.
Algunas de las referencias que los ocho artistas tomaron en cuenta para concretar sus obras, están relacionadas con su naturaleza afectiva a objetos, apegos emocionales, reflexiones y características que definen al Estado de
Sonora por su localidad geográfica.

Roberto Barajas

Curador